9 oct. 2012

Basura

No sé muy bien cómo empezar esto o qué escribir. No es relevante, poco más queda añadir a este sitio, a estos escritos. Palabras, trozos de una mente, un mundo, unos pensamientos, basura. Eso es lo que es.
Gran parte de lo aquí escrito no son más que residuos de una mente contaminada. Palabras e ideas sucias, defectuosas, inútiles, arrogantes; en definitiva, un montón de morralla inservible carente de credibilidad o valor alguno. Tras cada texto suponía ver un reflejo lo más fiel posible a una imagen mental, del mundo, de mí mismo, de mis experiencias. En algunos ya no me veo reflejado, en otros veo reflejada una imagen que quiero destruir; en todo caso poco se puede rescatar. Poca pureza queda, y ésta ya no brilla como antes. ¿Qué se puede sacar de una mente que es basura? Por suerte no todo lo aquí expuesto ha salido de mi mente, el corazón aún escapa de la podredumbre que inunda todo esto.
Pero qué más da, ni siquiera sé qué hago escribiendo más sandeces, no debería escribir sobre un mundo que conozco cada vez menos. Es fútil, no merece ser leído siquiera, y mucho menos ser tenido en cuenta. No me hagáis caso. O sí, haced lo que os venga en gana. Basura, poco más que eso vais a ver aquí, es todo lo que puedo ofrecer.